La publicidad en los sellos

Escrito por Carlos Lanz Hernández-García.

 

Aunque todos los coleccionistas tenemos nuestras colecciones especiales o especializadas y rebuscamos continuamente piezas en los puestos de mercados de  sellos, en las filatelias, subastas o bien en páginas de internet, muchas veces en este varullo en el que nos metemos sin darnos cuenta y en el que podemos pasarnos horas  no nos resitimos a comprar algo que nos llama la atención aunque no lo coleccionemos, en mi caso esta curiosidad por lo novedoso me ha costado unos cuantos euros. Esto también me ha llevado a tener una gran pluralidad de colecciones, siempre estoy investigando cosas nuevas por lo que he llagado a la conclusión de que no soy experto en nada y conocedor de muchas cosas que no son importantes para la gran mayoría de la población. Yo creo que es aquí donde radica el encanto del coleccionista.

El caso es que el otro día mirando unos sellos en una caja ví esta preciosidad de emisión en tira de sellos USA y cuando por casualidad les di la vuelta me percaté del doble encanto que guardaban y empecé a investigar, es una tira de sellos emitida en el año 1973 en honor a los 700.000 empleados que tenía entonces el servicio postal de Estados Unidos de América, actualmente como en todos los países esta empresa ha reducido el número de empleados.

Los sellos no tienen un gran valor, pero albergan el encanto y la ilusión de esos años: además de ser muy bonitos, se han presentado en un formato singular que hace que se compren diez en vez de uno, hay que pensar que son del año 1973 y para rematar en el dorso cada uno tiene un mensaje alusivo al dibujo que representa y que explica la labor que realiza correos en su servicio. Para mí es muy original, es curioso que aún siendo una empresa estatal se preocupen de vender su producto y se sientan orgullosos de su servicio. No quiero hacer comparativas porque son odiosas, pero no se puede negar que te deja pensativo.

A mi particularmente me gusta la estética de esos años, los uniformes, las gorras de plato, ya sé que es producto de la influencia militar de la época, pero son una forma de distinción, se me hace muy difícil mirar estos sellos y pensar en cosas negativas o irrespetuosas.

En definitiva, alabo el gusto del equipo de diseño y los publicistas que hicieron esta emisión.

Como en las demás ocasiones este ejemplar será donado para las subastas solidarias.

 

Vuestro comentarios y opiniones pinchando aquí.

Recibo Auxilio Social

Escrito por Bernardino Mota Perez.

 

Pasada la guerra civil, el Auxilio Social se encargaba de ayudar y alimentar a la gran cantidad de pobres y huérfanos, resultado de casi tres años de guerra que empobrecieron gran parte de España, mayoritariamente en la zona perdedora del conflicto.