EXPOSICIÓN FILATÉLICA VIRTUAL "EXPO AFINET JUVENIL 2017"

Cuando aparecieron los Matasellos Turísticos me pareció una idea fantástica. Como no, siendo uno de los primeros el de Bilbao ahí que me entretuve haciendo un diseño que fuese bonito para imprimir en el sobre y, además, seguir un patrón con el que ir haciendo el resto de sobres. La intención era montar una colección de Matasellos Turísticos y presentarla en exposiciones simplemente por enseñar lo que se puede coleccionar hoy día.

Las islas Alhucemas constituyen un conjunto de tres islotes (peñón de Alhucemas e islas de Mar y de Tierra) situados en la bahía de Alhucemas, frente a las costas mediterráneas de Marruecos, de soberanía española desde el año 1560 en que el sultán Muley Abdalá se las cedió a Felipe II a cambio de que le protegiera de un eventual ataque otomano. 

Yo, no colecciono franqueos mecánicos, demasiados frentes abiertos, uno no llega a todo y acaba centrándose en cosas concretas, todos los que han llegado a mis manos, los he repartido entre los amigos que se apasionan con este coleccionismo, pero claro,........

 

Bajo este título, voy a exponer esta imagen, que, aunque no se corresponda directamente con lo que conocemos en filatelia, sí que tiene cabida en una colección de Filatelia Abierta (antes Clase Abierta).

Esta es una etiqueta de botella de vino Manzanilla, la cual tiene una imagen del submarino C-1, primero de la serie de 6 submarinos, que se botaron en la Sociedad Española de Construcciones Navales (hoy Navantia) de Cartagena, entre los años 1927 a 1929 (concretamente este lo hizo el 31.03.1927), y que eran todos iguales (buques “hermanos”), ya que se hicieron basándose en un proyecto denominado Clase 105F, de la empresa Electric Boat Company de los Estados Unidos.

 

Resulta que releyendo recortes que tengo archivados, me apareció este franqueo:  sello de 1 céntimo, color verde, perteneciente a la emisión de 1920, número Edifil 291, dentro del reinado de Alfonso XIII.

El Señor Narciso Maesso, pienso que se suscribió a la revista “Le Temps” con sede social en Paris, por un periodo de 6 meses desde primeros de enero hasta finales de junio de 1927. Nuestros carteros de Extremadura se alarmarían al ver una nueva ciudad: BADAJAZ.